Página principal   l   Artículos  
Chino Italiano English Español
 
 
  Página principal
  Nota Biográfica
  Obras de Arte
  Mi Colección
  Exposiciones
  Álbum
  Artículos
  Contactar
 

La poesía y la filosofía en la obra pictórica de Marco Mallamaci (Zhang Runshi)

Si bien el pintor italiano Marco Mallamaci es un trotamundos, éste posee las cualidades de un virtuoso ermitaño, pues ama vivir en diferentes países y ciudades y descubrir en la diversidad cultural la alegría de vivir.

En 1999 Mallamaci, tras haber vivido ya en Europa, América del Norte, del Sur y  África, llegó a Pekín.

La diferencia entre Marco y su compatriota llegado a China durante el reinado de la dinastía Qing, Giuseppe Castiglione, es que aunque Marco ame vivir en China, sus creaciones no han sido influenciadas directamente por este lugar.

Mallamaci es único. A menudo es como un poeta que encuentra inspiración en la pintura y procede de este modo a crear. Su temática profunda, su visión amplia y llena de imaginación encantan al espectador y le llevan a una profunda reflexión.

A menudo se piensa que la tradición pictórica china era un pasatiempo de la clase culta, a la vez que se sigue manteniendo que la sola pintura al óleo realista post-renacentista constituye la totalidad de las tradiciones artísticas europeas. Esto no es en absoluto cierto. En China, la rica y copiosa tradición  artística popular ha dado continuamente impulso a la creación artística.

En Europa el simbolismo, instrumento esencialmente literario, es ampliamente empleado en el arte pictórico, la artesanía y la ilustración de libros. La alusión, técnica fundamentalmente poética, casi desaparece de la tradición pictórica realista europea conservándose como eco tan sólo en la decoración.

Las obras de Marco reflejan claramente estas preciosas tradiciones literarias europeas. Una vez que abandona la representación de la forma superficial de las cosas y queda absorto en sus visiones interiores, él tiene la capacidad de emplear el pincel para examinar y llegar a tener contacto con la esencia misma de la vida, expresando sus cogniciones con pinceladas y colores simples y personales.

A veces un improviso cambio en las emociones es lo que lleva el pincel del artista hacia el lienzo, de un modo singular e inspirado. Gracias a su toque la “Bailarina" -que en la composición se encuentra al mismo nivel que el horizonte, con los brazos que parecen ramas al amanecer- es bella, fresca y vivaz en el silencio. “Sueño de juventud pasada” y “Minette” describen simbólicamente una imperceptible emoción onírica. “América Latina: El General U$Ado” merece ser llamada obra maestra: con un ingenioso uso de la composición y una rica imaginación, el pintor representa en una misma entidad al dictador y a la tierra que éste ha devastado.

En el campo artístico pekinés el Sr. Mallamaci tiene muchos admiradores que aprecian su concepción del arte y sus modalidades expresivas. Parece que viviera una vida simple y tranquila en Pekín, pero sus obras siempre conmueven el ánimo de los espectadores. Él sabe que el arte puede y debe alcanzar la parte más profunda del corazón humano.

 

Este artículo escrito por el pintor chino Sr. Zhang Runshi y publicado en la revista “Arte Chino” edición n.41 del 15 de octubre de 2005, ha sido traducido al español por la Dra. Flavia Cartoni.


Anterior 4 | 5 | 6 | 7 | 8 Siguiente

 
 
 
Copyright © 2005 Marco Art Studio E-mail: marcoartstudio@yahoo.it